Disfunción de las glándulas de Meibomio (DGM) y ojo seco

Las glándulas de Meibomio están situadas en el borde libre del párpado. En cada párpado tenemos entre 30-40 glándulas que producen una secreción lipídica que se vierte sobre la córnea al parpadear para evitar la rápida evaporación de la lágrima.

Causas de la DGM

 

La disfunción de las glándulas de Meibomio es la principal causa del ojo seco.

En ocasiones las Glándulas de Meibomio se obstruyen, se inflaman y se producen los síntomas del ojo seco.

La DGM es un trastorno crónico en el que es esencial mantener la higiene de los párpados, acompañado de tratamiento farmacológico prescrito por su oftalmólogo así como también el alivio de sus síntomas aplicando calor y masaje palpebral.

Síntomas de la DGM

 

Los pacientes manifiestan ojos irritados con visión borrosa, picor, escozor o quemazón produciéndose en algunos casos la aparición de orzuelos.

Pasos a seguir para el alivio del ojo seco por disfunción de las Glándulas de Meibomio

1 Calentamiento de los párpados: Máscara eyerelax™ que disuelve los depósitos lipídicos que deben drenar la córnea.

2 Masaje de los párpados: Eyepeace™ exprimiendo los párpados para que los lípidos se extiendan sobre la córnea, evitando la rápida evaporación de la lágrima.

3 Limpieza del borde palpebral en centros especializados oftalmológicos mediante exfoliación palpebral BlephEx® 

Si lo desea puede consultarnos dónde puede realizarse este tratamiento.

Beneficios del Eyepeace para combatir la sequedad ocular por DGM

 

La aplicación combinada de la máscara de calor Eyerelax más el masaje palpebral Eyepeace, ayudan a estimular las glándulas de Meibomio y fluidificar los lípidos que la córnea necesita para estar hidratada.

Aparato secretor lagrimal y composición de la lágrima